domingo, 12 de febrero de 2012

CONOCIENDO ESPECIALIDADES (segunda parte): NEUROLOGIA Y PSIQUIATRIA.


Tanto los neurólogos como los psiquiatras de mi hospital son un tanto “especiales”. Yo no se si tantos años de intentar entender los intrincados aspectos de la mente humana los han terminado por convertir en lo que son o si ser como son es condición previa necesaria para poder tener acceso al estudio de dichas especialidades. Es como el huevo o la gallina, ¿Su carrera los volvió locos o era necesario un cierto de grado de locura para estudiar esas especialidades?

Si bien los médicos de ambas áreas son especiales, como dije antes, lo son de distinta manera. Empecemos por los psiquiatras. Los psiquiatras son tranquilos, hablan siempre en voz baja y en tono monótono; en una clase tienen capacidad somnífera. Hay quienes les encanta el psicoanálisis y lo intentan aplicar en todo momento, aunque el paciente tenga un brote psicótico y le hable al pie del suero. Otros, son más de las pastillas: no importa porque viene el paciente por las dudas tienen cargada la jeringa de haloperidol o diazepam (“por si está excitadito”). Y como son con los pacientes son con los alumnos a los que les dan clase. Tienen una mirada penetrante, como sin intentaran mirar dentro de tu mente y ver que pensas en el momento en que ellos dan sus interminables charlas sobre el porqué se cree que un paciente que ve algo que no esta en realidad lo ve aunque no este;  medio que dan miedo. Los que tienen muchos años de profesión se van volviendo inexpresivos, como que todo les da igual. Muchos de ellos sin duda terminaran siendo atendidos por colegas.

Los neurólogos en cambio no están para escuchar al paciente. Si el paciente además de temblar o de no mover un brazo necesita hablar lo mandan al psiquiatra. Pero hay competencia entre ambas especialidades: los neurólogos dicen que los psiquiatras no saben medicar y estos últimos que los primeros no saben escuchar. Como decía una neuróloga de mi hospital: “los psiquiatras no se fijan vitehh... le mandan merca al paciente, lo re papean y depueh nos terminan llamando a nosotro”. Con la palabra “merca” intentaba referirse a medicación antipsicótica… no vaya a pensar que nuestros psiquiatras le dan marihuana a los pacientes. Ya veía a más de uno mudándose a Sarasa.

Como les dije, tanto estudiar la mente humana los termina desinhibiendo por completo. No se ubican en donde ni con quien están: No saben si hablan con un colega o con un paciente.

PACIENTE: -Doctor, pero ¿Qué es lo que tengo?
NEUROLOGO: -Lo que usted padece es una depleción de Dopamina en la pars compacta de la sustancia nigra, lo que genera una depresión del tono inhibitorio tónico sobre el tálamo, liberando a éste y produciendo los movimiento anormales que lo aquejan.
PACIENTE: - ?

Todo eso en vez de decir : “Señor, tiene Parkinson”. Dan vueltas, utilizan un lenguaje que ni los demás médicos manejan. Y como ven, algunos generan más confusión en el paciente como en la siguiente situación:

Interrogatorio a una paciente neurológica dentro de su habitación junto con un grupo de alumnos de la materia.

NEUROLOGO: -Lo que tiene la señora es una caída del parpado y una parálisis del músculo ocular. En la tomografía se observa una imagen que puede corresponder a una alteración de la vasculatura cerebral
ALUMNO: -¿Podría ser un aneurisma?
NEUROLOGO: (Sorprendido y con cara de indignación) –Disculpe alumno, pero no me parece oportuno aventurar diagnóstico en frente de la paciente-  y dirigiéndose a la misma - ¿Usted sabe lo que es un aneurisma?
PACIENTE: -NO
NEUROLOGO: -Bueno, mejor…

Si quiso darle una lección de comportamiento al alumno la embarró un poco.

En fin, neurólogos y psiquiatras son dos animales más de la fauna hospitalaria.

2 comentarios:

  1. Hola, esto es algo nuevo para mi y realmente no sé nada de ti, pero este artículo me llamo mucho la atención puesto a que yo tengo muchas interrogativas sobre estas dos especializaciones...
    Según tu opinión, ¿Qué carrera es mejor? claramente es una pregunta subjetiva y compleja, ya que se puede evaluar en diferentes ámbitos, pero me gustaría saber tu punto de vista.
    Ojala me contaras algunas cosas de ti y de tu carrera, de como te has sentido o que te pareció lo mas complicado, bueno, tu entiendes.
    También me gustaría que me dijeras si ya terminaste tu carrera...
    Realmente quiero saber que tal es... Y que mejor de alguien que se maneja del tema, lo agradecería mucho.
    Espero que aun siga vigente este blog, saludos.

    ResponderEliminar
  2. En este momento de mi vida le tengo tanta bronca a los psiquiatras! Al que me recetó una benzo por primera vez hace más de diez aňos como si fuera un caramelo. Hoy soy una adicta más sin mención al deterioro mental que sufro desde entonces. A la psiquiatra que me recetó rispa luego de haber hablado conmigo cinco minutos y sin mi historia clínica porque me hizo pelota porque comencé a sufrir ataques de ira depresión y conductas autodestructivas que no tenía. Y por último rabia hacia la Institución médica que no me permite acceder a una terapia porque lo mío no es grave a pesar de que no quiero vivir más (soy pobre no puedo acceder tampoco ni a una terapia de fundaciones porque me cobran lo mismo que una particular. Y lo que me da más rabia y tristeza es que hay miles sino millones en la misma.

    Gracias y saludos!

    ResponderEliminar